saestudio de arquitectura


 
 

Buscando el mayor aprovechamiento de este ático en la Maestranza se proyectó una vivienda que funciona prácticamente como un mueble, donde cada cosa tiene su sitio.
Los deseos de los propietarios eran claros, y con esta propuesta se satisficieron completamente, así como sus necesidades.
Es una vivienda a medida, donde espacios interiores, muebles y terraza se van sucediendo para el disfrute máximo de las vistas y el soleamiento.
En planta baja se sitúan los usos principales (salón, cocina, dormitorios y aseos), volcados todos a la terraza; la doble altura se aprovechó con una entreplanta que contiene un pequeño estudio, una zona de juegos y la sala de instalaciones.


Ático en la Maestranza

+ escalera